lunes, 24 de diciembre de 2012

 
Por: Arturo Moreno Carrera
 
Camino a diario por el boulevard Del Solar y, de verdad, siento furor al contemplar cómo la policía nacional atropella la buena voluntad del huaralino. Llego a la plaza principal y observo, contrariado, cómo las autoridades y funcionarios ediles abusan de su posición y violan hasta sus propias leyes. Obviamente, mi enojo es interno. Mi desazón es contenida, pero, en verdad, alguien debe poner, por lo menos, los puntos sobre las íes. Por eso escribo con la esperanza que ustedes, amigos lectores, apunten a unir criterios y generen una reacción valiente y pacífica para poner coto a los hechos que por ser prácticamente permanentes dañan a la ciudad. Obviamente, a los pobladores.

Tema uno, el boulevard y nuestro derecho a la libertad de circulación. La PNP ha convertido un sector de esa importante arteria en su “depósito” de vehículos intervenidos, en su “zona de estacionamiento” para los vehículos oficiales y, algunos de sus efectivos con una mas grande que la del Campo de Marte, en su “cochera particular”.  Para jefes y subalternos, el haber abierto una nueva dependencia de servicio a la comunidad en dicho lugar, tras la reconstrucción del inmueble,les significa contar con carta blanca para hacer lo que les da la gana.
 
odos los días, decenas de motos lineales se estacionan ante el edificio. Cada vez que pueden llevan las mototaxis intervenidas y las colocan en el frontis. Las camionetas y las motos del “cuerpo” ingresan y salen por 28 de Julio, por la intersección Cahuas-Animas o la esquina calle Derecha-Animas o desde la plaza de armas, sin respetar a nadie. Inclusive tocan el claxon(un recurso que es prohibido) para abrirse paso entre los peatones o simplemente hacen ronronear el motor para que les cedan campo.

Para colmo de males, la comuna que encabeza el veterinario Víctor Bazán ha dado permiso en estos días festivos para que se ubique una feria en la misma zona. Ahora no queda mucho espacio para los caminantes, peor todavía cuando se dan las invasiones de ambulantes. Díganme, Defensa Civil no contempla esta situación caótica en su labor de dar seguridad a la población. Díganme, ¿Transportes de la MPH no puede remitir al depósito municipal a ese VW de placa AG-9851 por aparcamiento diario en zona peatonal?

Ustedes creen que si la Cancillería estacionara sus vehículos oficiales en el paseo peatonal Ucayali-Ica la alcaldesa Susana Villarán se quedaría inmóvil, alelada, y no diría nada. Ustedes creen que si los patrulleros (carros o motos) pasaran sobre el Jirón de la Unión los limeños se quedarían quietos, boquiabiertos.

Tema dos, las sufribles constantes actividades en la plaza principal propiciadas por la propia comuna, por las autoridades o por los funcionarios que se zurran en sus propias normas legales. Hay una prohibición vigente para actividades de todo tipo en dicho espacio, salvo tres o cuatro fiestas principales del año, pero es letra muerta y los pobladores tenemos que aguantar el ensordecedor ruido y la suciedad que queda después de la actividad. 
 
 Tema tres, la irrupción constante y a su albedrío de las calles por parte de las instituciones educativas, cada vez que les da la gana de realizar sus “pasacalles”. Sin permiso de la autoridad o con ella, generan caos en el tráfico vehicular, atoro y desvíos que provocan polución sonora y de smog.

Tema cuatro, la ocupación permanente de las calles por parte de empresas y “empresas” de transporte para situar sus paraderos. E igual el estacionamiento de vehículos en zona rígida, pese a que la municipalidad destina ingentes recursos para pagar “inspectores”. La labor del publicitado gerente Julián Molina está resultando pésima en estos asuntos. Por cierto, ¿qué corona tiene el ciudadano Víctor Bazán para estacionarse en un lugar prohibido para ingresar con su familia y amigos a un local de comida? ¿Su vehículo particular o el que usa en forma privada es intocable porque es el alcalde?

Construyamos, todos juntos, una ciudad que ofrezca a nuestras familias y a su futuro una verdadera calidad de vida. Que se acaben de una vez estos problemas que, por haberse convertido en rutina, nos está agobiando como pueblo. Defendamos los derechos de la mayoría, que se acabe el agachar cabezas ante el cacicazgo. Respetemos para que nos respeten. La libertad de cada uno termina donde empieza la libertad del prójimo. Suerte para todos y que tengan unas fiestas pascuales y de inicio de año en armonía familiar y social. Que Dios les regale bendiciones a todos.
 
Fuente  huaral.info
 
Reacciones:

0 comentarios:

Prensa Nacional

Noticias de Huaral

Noticias de Huaral

Búsqueda de Personas


Populares